Cerrar

No. de sistema: 000012105

LDR _ _ 00000naa^^22^^^^^za^4500
008 _ _ 151106s2015^^^^mx^bo^^fo^^^^z000^0^spa^d
040 _ _ a| ECO
c| ECO
043 _ _ a| n-mx---
044 _ _ a| mx
100 1 _ a| Enríquez Rocha, Paula Lidia
e| autora
245 1 4 a| Los búhos de México
506 _ _ a| Acceso en línea sin restricciones
520 _ _ a| México es un país megadiverso, por lo que presenta una gran riqueza de especies, y los búhos no son la excepción. México tiene 34 especies de búhos, pero a pesar de esta diversidad el conocimiento sobre aspectos ecológicos que se tienen principalmente de las especies tropicales es escaso y limitado. De los 12 géneros de especies de búhos para el país, los géneros Megascops y Glaucidium son los más diversos con ocho especies cada uno. Strix presenta cinco especies y Asio 4. Existen especies monoespecíficas y géneros con una sola especie. Cuatro especies están ampliamente distribuidas en el país, mientras que otras tienen una distribución restringida a un solo estado del país o a México; Megascops lambi (endémico en la vertiente del Pacífico en el estado de Oaxaca), M. barbarus (endémico en las tierras altas del estado de Chiapas y Guatemala), G. hoskinsii (endémico en las montañas de Baja California Sur). Otro patrón de distribución es el altitudinal, donde especies con una amplia distribución latitudinal presentan también una amplia distribución altitudinal (i.e. Tyto furcata, Bubo virginianus). Trece especies se distribuyen debajo de los 1 500 msnm y solamente siete especies se distribuyen a una altitud mayor de 1 500 m. La mayoría de las especies de búhos son especies de bosques, por lo que la pérdida de estos ambientes afecta de forma importante su supervivencia. Se ha estimado que México es el segundo país con las mayores tasas deforestación, lo que influye en la heterogeneidad ambiental y pérdida de la vegetación. Actualmente los bosques secundarios y ecotonos se han considerado también áreas importantes para las especies de búhos.
520 _ _ a| Todas las especies de búhos se encuentran en el Apéndice II de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre) y varias especies están listadas en el BirdLife Internacional, de las cuales tres son consideradas casi amenazadas (Megascops barbaurs, M. seductus y S. occidentalis). En la Norma Oficial Mexicana (NOM-059) se consideran actualmente 18 especies de búhos en alguna categoría de riesgo, la mayoría están amenazadas y tres en peligro de extinción. Aunque estas categorías son nacionales, existe poca información empírica sobre las condiciones o tendencias poblacionales de estas especies. Los diferentes impactos o amenazas a las poblaciones de búhos son locales, pero también regionales. Las principales amenazas son la pérdida, degradación y fragmentación del hábitat, introducción de especies, contaminación por plaguicidas organoclorados, tráfico ilegal, creencias que son de mala suerte, entre otros. Sin embargo, estas amenazas varían en frecuencia e intensidad dependiendo de la especie, del estado, región, localidad, y determinadas fuertemente por las culturas humanas, usos de los recursos y políticas de manejo regional. El conocimiento empírico sobre este grupo ha venido incrementándose en años recientes, principalmente para especies con distribución en zonas templadas. Sin embargo, mayores esfuerzos en investigación deberán considerarse para incrementar nuestro entendimiento sobre enfoques descriptivos, pero también funcionales y evolutivos.
520 1 _ a| Mexico is a mega diverse country with a high species richness, and owls are no exception. Mexico has 34 owl species; however, knowledge of their ecological aspects is scarce and limited, particularly for tropical species. Of the 12 genera of owl species in the country, the Megascops and Glaucidium genera are the most diverse, with eight species each, Strix has five and Asio four. There are monospecific species and genera with only one species. Four species are extensively distributed, while others have a distribution restricted to only one state; Megascops lambi (endemic to the Pacific slope in the State of Oaxaca), M. barbarus (endemic to the highlands of Chiapas and Guatemala), G. hoskinsii (endemic to the highlands of South Baja California). Another distributional pattern is altitudinal, where species with a wide latitudinal distribution also have a wide altitudinal distribution (i.e. Tyto furcata, Bubo virginianus). The distribution of 13 species is below 1 500 m above sea level and only seven species have a distribution over an altitude of 1 500 m. Most of the owl species are forest species for which reason the loss of these environments strongly affects their survival. Estimates have placed Mexico as the country with second highest deforestation rates, which influences environment heterogeneity and forest loss. Recently, secondary forests and ecotones have also been considered important areas for owl species. All the species are include in CITES, Appendix II, and several are listed in BirdLife International, where three are considered near threatened (Megascops barbarus, M. seductus and S. occidentalis). The Mexican Official Norm (NOM-059) currently has 18 owl species in risk categories, most of them are endangered and three are in peril of extinction.
520 1 _ a| Although these are national categories, there is little empirical information on the population status or trends of these species. The different impacts on and threats to owl populations are local, but also regional. Among others, the main threats are the loss, degradation and fragmentation of habitat, the introduction of exotic species, contamination from pesticides, illegal trafficking, and superstitious beliefs of bad luck. However, all these threats vary in frequency and intensity according to species, state, region, and locality, and they are all strongly determined by human cultures, resources uses, and regional management. Empirical knowledge of this group has been increasing in recent years, mainly for species with a temperate distribution. However, more effort in research should be viewed as a necessity in order to improve our understanding, not only from a descriptive approach, but also from functional and evolutionary approaches.
538 _ _ a| Adobe Acrobat profesional 6.0 o superior
650 _ 4 a| Búhos
650 _ 4 a| Aves
650 _ 4 a| Taxonomía animal
650 _ 4 a| Fragmentación de hábitats
650 _ 4 a| Efectos de la contaminación sobre los animales
650 _ 4 a| Comercio de aves silvestres
650 _ 4 a| Caza
650 _ 4 a| Historia natural
651 _ 4 a| México
700 1 _ a| Vázquez Pérez, José Raúl
e| autor
773 0 _
t| Los búhos neotropicales: diversidad y conservación / Paula L. Enríquez, editora
d| San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México : El Colegio de la Frontera Sur, 2015
g| páginas 475-509
z| 978-607-8429-16-5
856 _ _ u| http://aleph.ecosur.mx:8991/F?func=service&doc_library=CFS01&local_base=CFS01&doc_number=000012105&line_number=0001&func_code=DB_RECORDS&service_type=MEDIA
y| Capítulo electrónico
901 _ _ a| Capítulo de libro con arbitraje
902 _ _ a| GOG / MM
904 _ _ a| Noviembre 2015
905 _ _ a| Artecosur
905 _ _ a| Biblioelectrónica
906 _ _ a| Producción Académica ECOSUR
LNG spa
Cerrar
Los búhos de México
Enríquez Rocha, Paula Lidia (autora)
Vázquez Pérez, José Raúl (autor)
Nota: Acceso en línea sin restricciones
Contenido en: Los búhos neotropicales: diversidad y conservación / Paula L. Enríquez, editora. San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México : El Colegio de la Frontera Sur, 2015. páginas 475-509. ISBN: 978-607-8429-16-5
No. de sistema: 12105
Tipo: - Capítulo de libro con arbitraje
PDF


Español

"México es un país megadiverso, por lo que presenta una gran riqueza de especies, y los búhos no son la excepción. México tiene 34 especies de búhos, pero a pesar de esta diversidad el conocimiento sobre aspectos ecológicos que se tienen principalmente de las especies tropicales es escaso y limitado. De los 12 géneros de especies de búhos para el país, los géneros Megascops y Glaucidium son los más diversos con ocho especies cada uno. Strix presenta cinco especies y Asio 4. Existen especies monoespecíficas y géneros con una sola especie. Cuatro especies están ampliamente distribuidas en el país, mientras que otras tienen una distribución restringida a un solo estado del país o a México; Megascops lambi (endémico en la vertiente del Pacífico en el estado de Oaxaca), M. barbarus (endémico en las tierras altas del estado de Chiapas y Guatemala), G. hoskinsii (endémico en las montañas de Baja California Sur). Otro patrón de distribución es el altitudinal, donde especies con una amplia distribución latitudinal presentan también una amplia distribución altitudinal (i.e. Tyto furcata, Bubo virginianus). Trece especies se distribuyen debajo de los 1 500 msnm y solamente siete especies se distribuyen a una altitud mayor de 1 500 m. La mayoría de las especies de búhos son especies de bosques, por lo que la pérdida de estos ambientes afecta de forma importante su supervivencia. Se ha estimado que México es el segundo país con las mayores tasas deforestación, lo que influye en la heterogeneidad ambiental y pérdida de la vegetación. Actualmente los bosques secundarios y ecotonos se han considerado también áreas importantes para las especies de búhos."

"Todas las especies de búhos se encuentran en el Apéndice II de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre) y varias especies están listadas en el BirdLife Internacional, de las cuales tres son consideradas casi amenazadas (Megascops barbaurs, M. seductus y S. occidentalis). En la Norma Oficial Mexicana (NOM-059) se consideran actualmente 18 especies de búhos en alguna categoría de riesgo, la mayoría están amenazadas y tres en peligro de extinción. Aunque estas categorías son nacionales, existe poca información empírica sobre las condiciones o tendencias poblacionales de estas especies. Los diferentes impactos o amenazas a las poblaciones de búhos son locales, pero también regionales. Las principales amenazas son la pérdida, degradación y fragmentación del hábitat, introducción de especies, contaminación por plaguicidas organoclorados, tráfico ilegal, creencias que son de mala suerte, entre otros. Sin embargo, estas amenazas varían en frecuencia e intensidad dependiendo de la especie, del estado, región, localidad, y determinadas fuertemente por las culturas humanas, usos de los recursos y políticas de manejo regional. El conocimiento empírico sobre este grupo ha venido incrementándose en años recientes, principalmente para especies con distribución en zonas templadas. Sin embargo, mayores esfuerzos en investigación deberán considerarse para incrementar nuestro entendimiento sobre enfoques descriptivos, pero también funcionales y evolutivos."

Inglés

"Mexico is a mega diverse country with a high species richness, and owls are no exception. Mexico has 34 owl species; however, knowledge of their ecological aspects is scarce and limited, particularly for tropical species. Of the 12 genera of owl species in the country, the Megascops and Glaucidium genera are the most diverse, with eight species each, Strix has five and Asio four. There are monospecific species and genera with only one species. Four species are extensively distributed, while others have a distribution restricted to only one state; Megascops lambi (endemic to the Pacific slope in the State of Oaxaca), M. barbarus (endemic to the highlands of Chiapas and Guatemala), G. hoskinsii (endemic to the highlands of South Baja California). Another distributional pattern is altitudinal, where species with a wide latitudinal distribution also have a wide altitudinal distribution (i.e. Tyto furcata, Bubo virginianus). The distribution of 13 species is below 1 500 m above sea level and only seven species have a distribution over an altitude of 1 500 m. Most of the owl species are forest species for which reason the loss of these environments strongly affects their survival. Estimates have placed Mexico as the country with second highest deforestation rates, which influences environment heterogeneity and forest loss. Recently, secondary forests and ecotones have also been considered important areas for owl species. All the species are include in CITES, Appendix II, and several are listed in BirdLife International, where three are considered near threatened (Megascops barbarus, M. seductus and S. occidentalis). The Mexican Official Norm (NOM-059) currently has 18 owl species in risk categories, most of them are endangered and three are in peril of extinction."

"Although these are national categories, there is little empirical information on the population status or trends of these species. The different impacts on and threats to owl populations are local, but also regional. Among others, the main threats are the loss, degradation and fragmentation of habitat, the introduction of exotic species, contamination from pesticides, illegal trafficking, and superstitious beliefs of bad luck. However, all these threats vary in frequency and intensity according to species, state, region, and locality, and they are all strongly determined by human cultures, resources uses, and regional management. Empirical knowledge of this group has been increasing in recent years, mainly for species with a temperate distribution. However, more effort in research should be viewed as a necessity in order to improve our understanding, not only from a descriptive approach, but also from functional and evolutionary approaches."


  • Adobe Acrobat profesional 6.0 o superior