Términos relacionados

7 resultados encontrados para: AUTOR: Malca, Estrella
  • «
  • 1 de 1
  • »
PDF
Índice | Resumen en: Español |
Resumen en español

La conectividad a través de la acción de los procesos físicos del océano, con repercusiones en las poblaciones y comunidades biológicas asentadas en hábitats costero-marinos persiste como foco de investigación ecológica. Su importancia influye en aspectos de manejo a escala local y regional. Cuatro grupos: National Oceanographic and Atmospheric Administration (NOAA), la Universidad de Miami, Mesoamerican Reef Fund (MAR Fund) y El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) de Mexico, unieron esfuerzos para desarrollar actividades sobre conectividad en el Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) y conformaron el grupo de Conectividad del SAM. Esta iniciativa estableció, desde sus inicios, una estrecha relación con autoridades y personal de Áreas Marinas Protegidas (AMP) del SAM, para tomar en cuenta las propuestas y priorizar las necesidades de las AMP. En 2010 surge la iniciativa durante el “1er Taller de Capacitación Regional sobre AMP y la Conectividad en el Arrecife Mesoamericano,” con apoyo del Programa de Conservación de Arrecifes de Coral de NOAA (CRCP por sus siglas en inglés). El 2do taller (2012) dio continuidad al tema de conectividad y se acordó efectuar en 2013, en ocho AMP del SAM, un ejercicio regional de monitoreo simultáneo y estandarizado de postlarvas de peces de arrecife y mediciones de temperatura, denominado ECOME (Ejercicio de Conectividad en el Mesoamericano). El ejercicio comprende el monitoreo del reclutamiento de estadios tempranos de peces, con un arte de muestreo simple, de bajo costo: el colector de columna de agua (CCA). Los CCAs se emplazan antes, durante y después de la luna nueva en sitios arrecifales adecuados para el reclutamiento de peces. Este informe sintetiza los resultados de cinco ECOMEs efectuados entre 2013-2016, en los que participaron once AMP de los cuatro países del SAM.

Esto implicó 93 días efectivos de trabajo, con 43 a 57 días dedicados a labores de campo. Participaron 213 personas en total, de las que 191 fueron personal de campo; 12 administradores y directores de AMP y 6 del grupo Conectividad-SAM. En los cinco ECOMEs fueron capturados en total 1773 peces agrupados en 28 familias, 56 géneros y al menos 75 especies. La mayoría de los estadios capturados fueron postlarvas pero también hubo larvas y juveniles. Los “puffers” o botetes Canthigaster rostrata, colectados en todas las AMP, hicieron la mayor contribución en abundancia (29.9%). Durante el ECOME 2, con la participación de sólo siete AMP, se registró la abundancia más baja de peces. Para el ECOME 3, aumentó la abundancia de peces, con una fuerte contribución por parte del “Atlantic bumper” u horqueta del Atlántico, Chloroscombrus chrysurus, recolectado en RVSPM de Guatemala. En el ECOME 4, en todas las AMP declinó la abundancia, coincidente con una arribazón de sargazo en la región, excepto en la APFFYB –en la parte más norteña del SAM–, que contribuyó con el 44% del total recolectado en el Mesoamericano y no hubo impacto del sargazo. En el último ejercicio, ECOME 5, aumentó la abundancia de postlarvas, siendo la más elevada de todos los ejercicios y donde C. rostrata contribuyó con más del 65% de la captura total, principalmente en la SBWEMR en Honduras. En el último ejercicio, ECOME 5, aumentó visiblemente la abundancia de postlarvas, resultando la más elevada de todos los ejercicios, donde los “puffers” o botetes C. rostrata contribuyeron con más del 65% de la captura total. En el período analizado, once familias aportaron el 95% de la abundancia total de postlarvas y juveniles.

Entre las más abundantes, en orden decreciente están las familias: Tetraodontidae (“puffers” o botetes) 29.9%, Carangidae (“jacks” o jureles y palometas) 24.4%, Labridae (“wrasses” o doncellas) 13.3%, Monacanthidae (“filefishes” o lijas) 11.1%, y Haemulidae (“grunts” o roncos) 3.8%. En contraste, familias de importancia económica y ecológica como Lutjanidae (“snappers” o pargos) y Scaridae (“parrotfishes” o loros) contribuyeron con el 2.5 y 1.1% respectivamente. Un notable hallazgo fue la captura del lábrido “social wrasse” Halichoeres socialis en el ECOME 1 en las dos AMP de Guatemala. Esta especie era considerada endémica de Belice, lo que implica la extensión de su rango de distribución, está clasificada como especie amenazada por la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (IUCN) por sus siglas en inglés (Rocha, 2015). El ECOME 4 coincidió con un evento de arribazón de sargazo en la región, hubo bajas capturas de peces en todas las AMP participantes, con excepción de APFFYB, donde no hubo impacto del sargazo. Aunque no se estableció una relación causa-efecto entre la baja captura de postlarvas de peces y el sargazo es probable que los efectos posteriores a ésta arribazón hayan ocasionado el deterioro de hábitats críticos (pastos marinos) para el reclutamiento de peces. Otro evento importante fue observado en costas de México previo a ECOME 5: la mortandad masiva de C. rostrata en Puerto Morelos, Tulum, y en las bahías de Sian Ka´an y Mahahual. Ninguna AMP registró peces muertos pero las abundancias de C. rostrata en el ECOME 5 superaron a las reportadas previamente en la mayoría de las AMP. Las mayores abundancias de botetes o “puffers” se registraron en SBWEMR en Honduras. Estos dos casos ilustran el valor del monitoreo en varias AMPs basada en métodos de muestreo estandarizados, para detectar eventos de interés ecológico a escala regional.

Tres sensores de medición de parámetros ambientales (temperatura marina, presión o nivel del agua para medir mareas) fueron facilitados a AMP de Belice, Guatemala y Honduras. Por primera vez, se obtuvo con éxito una serie de tiempo de temperatura en PHMR en Belice, donde la temperatura mostró una clara variación estacional, junto con oscilaciones de periodo más corto (diurnas), esto es fundamental ya que se fortalece la información sobre los procesos físicos en los hábitats. En etapas posteriores, habrá que insistir en la toma de datos de temperatura en las AMP participantes, e incluso conseguir equipos para fortalecer la información sobre procesos físicos en hábitats costeros del SAM es cada vez más importante ante los indicadores de cambio climático. De entre los resultados de estos esfuerzos destaca como el más sobresaliente haber completado cinco ejercicios ECOME simultáneos y estandarizados sobre el reclutamiento de peces en varias AMP del SAM. Esto fue posible gracias a la participación de numerosas personas ligadas al manejo y administración de AMP; así como organizaciones e instituciones de los cuatro países del Arrecife Mesoamericano. Así, la construcción y desarrollo de esta iniciativa ha descansado en una rica y diversa base de recursos humanos e institucionales comprometidos con la conservación de los recursos naturales de la región. Lo anterior ha contado con una cantidad relativamente modesta de recursos, a partir de un fondo inicial aportado por NOAA CRCP, que facilitó la coordinación y arranque de este primer esfuerzo colaborativo de investigación en once AMP de los países del Arrecife Mesoamericano. A partir de 2014, MAR Fund ha aportado fondos adicionales para fines de capacitación, intercambios entre el grupo de coordinación y biología, compra de equipos menores y ejecución de los ECOMEs.

Dos aspectos fundamentales: 1) el factor humano, el personal capacitado de las AMP, y 2) la metodología utilizada, basada en colectores de bajo costo como arte selectivo y estandarizado de muestreo, de fácil instalación y revisión, dirigidos a la colecta de estadios tempranos de peces. Los resultados obtenidos son evidencia a favor del uso de estos colectores para el monitoreo del reclutamiento de peces de importancia ecológica y pesquera. Desde una perspectiva académica, los resultados contribuyen a las investigaciones regionales sobre procesos de reclutamiento de peces de arrecife y su relación con factores físicos y biológicos. Es preocupante la escasa presencia de peces de la familia loros de importancia ecológica y de los pargos de interés pesquero; además de la total ausencia de postlarvas de pez león. Se identifica como asunto de interés, que amerita esfuerzos de investigación adicionales, la revisión del estado de las poblaciones de loros y pargos en las AMP del Arrecife Mesoamericano. El grupo Conectividad busca la continuidad de esta iniciativa de monitoreo regional basada en el esfuerzo conjunto entre distintas agrupaciones e instituciones comprometidas con la conservación y manejo de los ecosistemas costero-marinos de la región SAM.

Índice

1. Introducción
2. Métodos
3. Resultados
3.1. Abundancia de postlarvas de peces en el SAM
3.2. Abundancia de postlarvas de peces por AMP
3.3. Abundancia de “puffers” o botetes Canthigaster rostrata
3.4. Abundancia de postlarvas de peces por noche de muestreo
3.5. Riqueza de especies por ejercicio de conectividad ECOME
3.6. Riqueza de especies por AMP en el SAM
3.7. Parámetros físicos a partir de sensores de temperatura
4. Conclusiones Sobre los Cinco Ejercicios de Conectividad
5. Recomendaciones del Grupo de Conectividad SAM
6. Agradecimientos
7. Literatura Citada


2.
- Artículo con arbitraje
*Solicítelo con su bibliotecario/a
Linking oceanographic processes and marine resources in the western Caribbean Sea Large Marine Ecosystem Subarea
Carrillo Bibriezca, Laura Elena ; Lamkin, John T. (coaut.) ; Johns, Elizabeth M. (coaut.) ; Vásquez Yeomans, Lourdes (coaut.) ; Sosa Cordero, Eloy (coaut.) ; Malca, Estrella (coaut.) ; Smith, R.H. (coaut.) ; Gerard, Trika L. (coaut.) ;
Contenido en: Environmental Development Vol. 22 (June 2017), p. 84–96 ISSN: 2211-4645
Nota: Solicítelo con su bibliotecario/a
Resumen en: Inglés |
Resumen en inglés

The western Caribbean, a subarea of the Caribbean Sea Large Marine Ecosystem, includes the Mesoamerican Barrier Reef System, the Yucatan Basin, the Cayman Basin and the Yucatan Channel. Here we discuss the main oceanographic features of the western Caribbean Sea and present some examples of marine resources distributed throughout the western Caribbean Sea LME subarea along different spatial scales. Particular attention is given to their planktonic stages when physical oceanographic features (such as eddies and gyres, or current systems) can operate either as forces that promote larval dispersal or as barriers enhancing larval retention, as this determines their connectivity. Bluefin tuna, the early life stages (eggs and larvae) of reef fish, the Caribbean Spiny lobster, and the Queen conch are presented as examples. Dispersal distances depend on the oceanographic phenomena, with larger dispersals expected where intense currents occur, such as in the Yucatan Current. Conversely, retention can be expected in the presence of gyres such as the Honduras Gyre and Yucatan Basin eddies. There is a growing body of evidence supporting the need for a multi-scale approach in order to understand the complexity of LMEs. Moreover, the connectivity between regions in the western Caribbean Sea LME subarea, as shown by the exchange of marine resources and physical oceanographic processes, requires an international policy that supports collaborative efforts to monitor the dynamics of coastal and oceanic habitats together with marine resources.


3.
Artículo - Nota científica con arbitraje
Advances in the identification of tuna larvae, Auxis, from western central Atlantic using DNA barcoding
Cota Valentin, Yareli ; Vásquez Yeomans, Lourdes (coaut.) ; Morales Gutiérrez, Selene (coaut.) ; Martínez Arce, Arely (coaut.) ; Malca, Estrella (coaut.) ;
Contenido en: Genome Vol. 58, no. 5 (2015), p. 208-208 ISSN: 1480-3321

4.
Artículo - Nota científica con arbitraje

5.
Artículo - Memoria en extenso sin arbitraje
Capacity building in marine protected areas and connectivity in the Mesoamerican barrier reef system: larval fish recruitment
Malca, Estrella ; Vásquez Yeomans, Lourdes (coaut.) ; González, Claudio (coaut.) ; Gudiel Corona, Víctor (coaut.) ; Sosa Cordero, Eloy (coaut.) ; Carrillo Bibriezca, Laura Elena (coaut.) ; González, María José (coaut.) ;
Contenido en: Gulf and Caribbean Fisheries Institute. Proceedings of the Gulf and Caribbean Fisheries Institute No. 67 (2014), p. 277-283 ISSN: 2152-9140
PDF
Resumen en: Inglés |
Resumen en inglés

The Mesoamerican reef (MAR) connects Mexico, Belize, Guatemala, and Honduras. The MAR shares a rich cultural heritage and ecological resources amongst its people. Although crucial resources such as reef health and fisheries have declined steadily, the region depends on ecotourism and fisheries to thrive. In this region, multiple marine protected areas (MPAs) have been established as a conservation strategy, yet little is known about trends in recruitment of reef fishes into these MPAs. Monitoring recruitment is fundamental but difficult in remote areas, thus local capacity-building is the first step to assess reef fish recruitment. An innovative capacity and research effort was carried out in 10 MPAs during the new moon in September 2013, February 2014 and August 2014 to assess the arrival of juvenile fishes into MPAs. First, training was provided to enhance local expertise during capacity workshops in May 2010, and March 2012. Collection efforts utilized water column collectors deployed overnight for at least 5 days at each site, and were sampled in the morning. 947 fish were captured during three simultaneous collection efforts from 23 families, and at least 48 species have been identified. Active recruitment into MPAs was documented, as most fish were post-larvae to early juveniles with pelagic dispersal strategies. The most abundant families were jacks, wrasses, filefishes, and pufferfishes. Jacks were represent-ed by six species; the most abundant was the Atlantic bumper (Chloroscombrus chrysurus). Results of the first three connectivity exercises were successful with widespread participation and improved capacity among neighbor countries. As a result of our capacity building efforts, additional exercises have been incorporated by managers to increase activities related to connectivity research to support conservation and management of reef fishes in the Mesoamerican Region.


6.
- Artículo con arbitraje
Resumen en: Inglés |
Resumen en inglés

The Mesoamerican Barrier Reef System (MBRS) is of high ecological and economic importance to the western Caribbean region, and contains spawning sites for a number of reef fish species. Despite this, little is known of the distribution and transport of pelagic fish larvae in the area, and basic in situ information on larval fish assemblages is lacking. Here we describe the results of two biological oceanography research cruises conducted in winter-spring of 2006 and 2007, focusing on larval fish assemblages. We use multivariate assemblage analyses to examine vertical and horizontal distribution characteristics of larval fish assemblages, to highlight key distinguishing taxa, and to relate these to the observed oceanographic structure. Our results showed a general separation between the Gulf of Honduras region, which was characterized by weaker currents and high abundances of inshore and estuarine taxa (Eleotridae, Priacanthidae), and the northern MBRS, which was subject to strong northward flow and contained a mixture of mesopelagic and reef-associated taxa (Myctophidae, Sparidae). Although distinct patterns of vertical distribution were observed among taxa, both shallow and deep living larvae were broadly distributed throughout the study area. Analysis of historical drifter tracks highlighted the strong northward flow and low retention conditions typically present along the northern MBRS, as well as potential connectivity between the western Caribbean Sea, the Gulf of Mexico and the Atlantic Ocean.


7.
Artículo
Resumen en: Inglés |
Resumen en inglés

The first record of a lionfish larva Pterois volitans (Linnaeus 1758) collected from the ichthyoplankton in the Atlantic was found within the Yucatan current off the Western Caribbean, near Cancun, Mexico. The postflexion larva measured 8 mm standard length and was collected using a neuston net aboard the NOAA Ship Gordon Gunter on April 10, 2010. Published morphological and meristic characters were initially used for identification; genetic verification using mtDNA followed. The larva showed 3 distinct pigments beneath the parietal spines that were not included in the original larval description of the species. Ageing of sagittal otoliths exhibited 15–16 daily increments indicating a possible spawn in late March. Given that adult lionfish are established along the Mesoamerican barrier reef, oceanographic patterns suggest that the likely origin of this larva may have been from the southern coast of the Mexican Caribbean to Belize or even Honduras. The Yucatan Current is a rapid means for the potential dispersal of lionfish larvae into the Gulf of Mexico and southern Florida.